Día a día más personas se integran a la población trabajadora del país y, sin importar su profesión u oficio, se exponen a diferentes riesgos en ejercicio de su actividad laboral. Proteger y prevenir a los trabajadores de frente a accidentes o enfermedades es, precisamente, la razón de fondo para que la seguridad social cuente con un Sistema General de Riesgos Laborales.