Los seguros multirriesgos tienen la ventaja de cubrir una gran variedad de riesgos en una única póliza: Daños materiales debidos a incendio, explosión, fenómenos meteorológicos, escapes de agua, vandalismo, robo, etc... Perjuicios económicos por la interrupción de la actividad causada por tales daños.